Saltar al contenido

¿Cómo se obtiene la nacionalidad en México?

Un apátrida es aquel individuo al que ningún Estado considera nacional suyo conforme a su legislación. Sin embargo, se debe escrutar el concepto y comprenderlo totalmente, pues es una palabra compleja y con una terminología que hasta cierto punto puede confundir a varios. Es por esto que en este artículo se busca explicar detalladamente su significado, explicando tanto ejemplos como posibles soluciones para las personas que sufren de este no tan inusual fenómeno, así que, ¡Allá vamos!

Empecemos con unas preguntas clave para comprender enteramente su significado:

¿Qué es una nación?

La Real Academia Española la define como un conjunto de habitantes o personas de un mismo origen, regidos por un mismo gobierno y que normalmente hablan un mismo idioma, además de tener las mismas tradiciones.

Se dice que normalmente hablan un mismo idioma, pues, existen diversos países donde los habitantes se comunican con un lenguaje diferente, un claro ejemplo es Irán, pues es uno de los países con más etnias y culturas en el mundo, cerca del 51% son persas, sin embargo, el otro 49% están distribuidos por minorías azerí, turcomana, árabe, armenios, entre muchos otros; otro caso es el de México con su mosaico de etnias, ya que cuenta con más de 50, como los Nahuas, Zapotecas o Tarahumaras, sólo por mencionar algunas. 

Por otra parte, se dice que estas personas practican o tienen las mismas tradiciones, el concepto puede ser babélico, ya que en muchos países se celebran tradiciones similares, un ejemplo simple es el año nuevo, pues es una tradición universal. Otro ejemplo es la Navidad que, si bien, la mayoría de los países la celebran, existen otros Estados como Argelia o Somalia que deciden omitirla dentro de su calendario. Sin embargo, cada país posee tradiciones o costumbres que no se celebran en otros lugares, normalmente son festividades que conmemoran algún logro o evento histórico dentro de su país, esto los convierte en celebraciones propias, y es a estas celebraciones a las que se refiere el concepto de nación. Un ejemplo de estos festejos es la fiesta de Tiradentes en Brasil o el Tanabata en Japón.

¿Qué es la nacionalidad?

La nacionalidad puede variar de significado dependiendo del enfoque; sin embargo, en este artículo se describirá basándonos en el derecho. ¿Recuerdas el significado que le dimos a la palabra “nación”? En ella se menciona a un conjunto de habitantes o personas, pues esas personas poseen un estado que las hace nacionales, ese “estado” es la nacionalidad. Puede que resulte confuso, así que lo describiré de otra manera, la nacionalidad es la condición que experimenta una persona al formar parte de una nación.

Ahora, la nacionalidad es un derecho que toda persona debe poseer, sin importar en qué lugar del mundo haya nacido, debe formar parte de una nación, así lo declaró el ACNUDH (Alto Comisionado de las Naciones Unidas de los Derechos Humanos). Entendemos que tener una nacionalidad es trascendente, tanto que incluso el ACNUDH lo considera como un derecho internacional. Como se mencionó anteriormente, la importancia tan descomunal que tiene es debido a los beneficios que contrae al poseerla, pues, además de ser un derecho, también es necesario tenerla para obtener obligaciones y genera una identidad, esto debe de ser tomado en cuenta por cualquier persona, porque la nacionalidad te permite hacer un sinfín de acciones: estudiar en un instituto, comprar algún inmueble, viajar a un país diferente, firmar algún contrato, etc.

¿Qué es el Estado?

En este punto examinaremos el Estado, pero te preguntaras ¿Por qué me debería importar el concepto de Estado para comprender el significado de apátrida? Esto se contesta muy simple, el Estado juega un papel importante en los dos conceptos antes mencionados, sin el Estado no hay nación, por consiguiente, sin nación no hay nacionalidad.

Se puede resumir su concepto como un sistema formado por un territorio, una población, un gobierno y que posee soberanía, con el fin de administrar y atender fines sociales. Pero como muchos conceptos, éste es polisémico, por lo que no existe un concepto universal. Sin embargo, todos coinciden con los elementos que un Estado debe poseer para ser reconocido como tal: territorio, población, gobierno y soberanía; si no posee los cuatro, no entra en la categoría de Estado. 

Entre estas cuatro características destaca una que considero pertinente tomar en cuenta, y es el gobierno, normalmente es la parte que dictamina la carta magna, y esta garantiza la nacionalidad para sus ciudadanos. El Estado se rige por esta  constitución y su propósito es regular la conducta de su población para su funcionamiento eficiente, eficaz y justo. Dentro de ella se estipulan los derechos y obligaciones de los nacionales, además de decretar a quiénes considera como parte de su Estado o cómo los podría reconocer. A continuación  se analizará esto con más detalle.

¿Cómo se obtiene la nacionalidad?

No existe un proceso o una condición universal para obtener la nacionalidad de algún país, anteriormente se mencionó que la constitución puede otorgar la nacionalidad a sus ciudadanos de diferentes maneras; sin embargo, es complicado describir específicamente cómo se obtiene la nacionalidad de todos los Estados, debido a que no todos tienen las mismas leyes. En algunos países basta con que la persona nazca dentro de su territorio para adquirir la nacionalidad, a este proceso se le conoce como ius solis; otras veces la puede adquirir por el simple hecho de que alguno de sus padres o familiares sean nacionales de algún Estado, esta manera de adquisición de nacionalidad es conocida como ius sanguini.

La constitución política de los Estados Unidos Mexicanos se basa tanto en el ius solis como en el ius sanguini, lo que significa que cualquiera que nazca dentro del territorio mexicano o cualquiera que nazca en el extranjero siendo hijo de padres mexicanos, puede adquirir la nacionalidad mexicana. Esto aplica incluso si la nacionalidad de los padres fue obtenida por naturalización, incluso si se nace en una embarcación o aeronave mexicana.

Por otra parte, la naturalización es otra opción, esta se puede obtener si una persona se casa con un mexicano o mexicana, aunque también se puede solicitar a la secretaria de relaciones. Todo esto es mencionado en el artículo 30 de la carta magna mexicana

Esta pregunta también es bastante ambigua y complicada. Unas personas pueden asegurar que sí se puede, otras alegarán que no existe manera alguna, pero su respuesta es parecida a la anterior. Tomando en cuenta la cantidad de constituciones que existen y sus diversas leyes, en muchos lugares como México es permitido y válido; sin embargo, en países como China deben renunciar a su actual nacionalidad para poder adquirir la que solicitan y no es posible tener ambas. Un ejemplo perfecto y práctico sobre la doble nacionalidad y sus controversias es el caso de Nottebohm, sucedido en Hamburgo.

En 1881, nació Friedrich Nottebohm, un alemán que emigro a Guatemala en 1905, con el fin de establecerse, adquiriendo domicilio y trabajo en sus negocios como comerciante, en la banca y en la agricultura, en 1939, salvaguarda sus intereses en Guatemala y parte de ese mismo lugar para dirigirse a Hamburgo. Poco más de un mes de iniciación de la segunda Guerra Mundial, el abogado de Nottebohm solicita la naturalización de su cliente en Liechtenstein. Esta es aceptada el 13 de octubre de 1939. Así, durante ese tiempo, las leyes del país postulaban que el solicitante abandonaría su antigua nacionalidad. En este punto, Nottebohm ya no es alemán y adquiere la nacionalidad de Liechtenstein. En 1940, nuestro protagonista reasume sus negocios y regresa a Guatemala (es importante tomar en cuenta que en ese tiempo, Guatemala se declaró en guerra con Alemania), y en 1943, fue arrestado y deportado a EUA por el conflicto entre ambas naciones. En 1946 lo exoneran e intento regresar a Guatemala, pero le niegan la entrada. En 1949 sus bienes guatemaltecos fueron confiscados por el gobierno, por esta razón decidió iniciar un proceso ante la Corte Internacional de Justicia contra el Estado de Guatemala.

La nacionalidad de Nottebohm es conforme al derecho interno de Liechtenstein y no en contra del derecho internacional, replicó el principado de Liechtenstein. Sin embargo, tras diferentes disputas y afirmaciones propuestas, la corte declaró que Guatemala so tenía el derecho de negar la valides de la naturalización.

¿Por qué o cómo surgen los apátridas?

Si has leído hasta aquí, ya te habrás dado cuenta que la nación y la nacionalidad son características que algunas personas no poseen y es la razón del porqué se consideran apátridas. Después de eso, analizamos las diversas maneras en las que se puede obtener la nacionalidad, que son bastantes y muchos países las aplican, independientemente si se basan en el ius sanguini o en el ius solis, pero, si existen tantas maneras para que alguien tenga una nacionalidad, ¿cómo es posible que existan los apátridas? 

Esto puede suceder de dos maneras, se puede nacer siendo apátrida, o le puede ocurrir a alguien en algún punto de su vida. Las razones pueden ser por las leyes, por ámbitos políticos o una combinación de ambos. En algunos casos existen vacíos legales, recordemos que no todos los países otorgan la nacionalidad de la misma manera.

Supongamos que una persona nace en un país que se basa en el ius sanguini, sin embargo, sus padres nacieron en otro país con la legislación contraria, esto significa que el hijo no puede adquirir la nacionalidad de los padres por el choque entre jurisdicciones por parte de los dos Estados. 

Existe un popular caso que narra un evento similar al escenario que se mencionó en el párrafo anterior, y es el de Maha Mamo.

Maha Mamo nació en Líbano y es una mujer de padres sirios. Su padre siendo cristiano y su madre musulmana, ambos vivieron en Siria, pero no pudieron contraer matrimonio debido a las leyes de su nación, donde se estipula que los matrimonios interreligiosos no son reconocidos legalmente. Esta fue la razón del porqué decidieron mudarse a Líbano. El problema reside cuando se dan cuenta que Líbano solo otorga la nacionalidad a hijos de libaneses y Siria solo a los hijos de matrimonios que estén registrados. Es por esta razón que no pudo tener ninguna de las dos nacionalidades y se convirtió en apátrida. Cuando creció, quiso viajar, pero no tenía la posibilidad por falta de documentación, así que decidió buscar una manera para que otros Estados la auxiliaran. Luego de intentarlo con diferentes países, fue Brasil quien decidió ayudarla, aceptándola como refugiada, otorgándole un pasaporte brasileño. Sin embargo, no ha adquirido todavía la nacionalidad, aun así, ella sigue luchando para obtenerla y está apoyando a las personas que experimentan este fenómeno.

¿Qué puede hacer un apátrida para dejar de serlo?

El caso de Maha Mamo inspira a los apátridas para que luchen y para que se les asigne una nacionalidad. Además, actualmente existen organismos internacionales que buscan ayudar para disminuir el nacimiento de estos casos, un ejemplo es el ACNUR (Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados), organismo creado por la Asamblea General de la ONU en 1950, con el objetivo de coordinar la ayuda para los refugiados y proporcionarles protección internacional. Su primera actuación fue en Europa en donde tuvo que ayudar a 1,2 millones de europeos obligados a dejar su hogar y sus países como consecuencia de la Segunda Guerra Mundial. 

Asimismo, se siguen buscando soluciones para evitar que el fenómeno sea sempiterno, un claro ejemplo de ello fue el convenio firmado entre la UASLP (Universidad Autónoma de San Luis Potosí) con el ACNUR (Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados) para ayudar a los refugiados y apátridas, además de otorgar orientación, asesoría y asilo a los mismos. Otro ejemplo son las medidas que Colombia aplicó en el 2015 para evitar casos de apátridas en niños y niñas de padre venezolanos.

En conclusión, se espera que esta condición sea erradicada y que más países apoyen estos casos, otorgar una nacionalidad no es fácil, se debe realizar una investigación previa para evitar conflictos o choques jurídicos, y esto varía bastante, pero no se discute la idea de que es un derecho fundamental para cualquier humano.

Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Need Help?

¿Quieres más información?

Cuéntanos tu idea de negocio y te ayudamos a hacerla realidad.

Abrir chat
Relaciónateypunto
¿Conoces los beneficios de la internacionalización?
Quiero una reunión