Saltar al contenido

Elementos definitorios de la Guerra Fría: análisis de la película “Atómica”

Un periodo complejo y difícil de analizar, para lo que, en esta ocasión, nos vamos a apoyar en la película “Atómica”.

“Atómica” es una película de acción y espionaje ambientada en el contexto de la Guerra Fría, dirigida por David Leitch y protagonizada por Charlize Theron.

La trama sigue a Lorraine Broughton, una agente secreta del MI6, quien es enviada a Berlín poco antes de la caída del Muro para recuperar una lista que contiene los nombres de agentes encubiertos y que podría desestabilizar el equilibrio de poder entre las potencias occidentales y comunistas.

En medio de una ciudad llena de engaños y traiciones, Lorraine debe enfrentarse a diversos enemigos mientras intenta cumplir su misión y descubrir quién está detrás del asesinato de otro agente.

La película se destaca por sus impresionantes escenas de acción, su estilizada cinematografía y su intriga política, manteniendo al espectador en vilo hasta el final.

Sí, a través de las películas también podemos aprender, y con esta súper producción no iba a ser menos. ¿Que no la has visto? No importa, voy a ir resumiendo la trama a la vez que la analizo. Así que, ¡empecemos!

La finalización de la Segunda Guerra Mundial marca el punto álgido de las expectativas del comunismo en el sistema.

El comunismo era visto como una amenaza tanto por la Europa occidental como por EEUU, que intentó confrontarlo con la conocida Doctrina Truman.

Así, en 1947 comienza un estado de tensión bélica permanente entre las dos superpotencias enfrentadas tras el final de la Segunda Guerra Mundial, que se extendió entre los dos bloques conformados en torno al liderazgo de estas, y que no provocó un conflicto directo debido al peligro de destrucción mutua que suponía la existencia de armas nucleares en ambos bandos.

Distinguiéndose su gobernanza por el objetivo de ampliar cada una su radio de influencia, y el respeto mutuo por la superpotencia rival para no incrementar la tensión con riesgo de guerra.

La tensión permanente impulsó una política de riesgos calculados basados en la disuasión nuclear como eje básico.

Así, la estrategia diplomática y militar que se respaldó durante la Guerra Fría fue la contención del enemigo y de su expansión; la disuasión de cualquier acto hostil, la subversión como medio de eliminar a las autoridades políticas o militares que no aceptaran las reglas; y, el espionaje ante la necesidad de conocer las actividades y decisiones del enemigo, como se representa en la película propuesta para analizar: Atómica.

Película que recorre los últimos días del Telón de Acero desde el espionaje de las potencias que ocupaban la ciudad alemana, Berlín: Unión Soviética, Estados Unidos, Reino Unido y Francia; representados por el KGB Sovético y la Stasi de la Alemania Oriental, por un lado; y, la CÍA estadounidense, el MI6 británico y el DGSE francés, por otro.

Lorraine Broughton, una triple agente británica, debe cumplir la misión de su país: recuperar la lista de espías robada. Colaborará con David Percival, descubierto como agente doble.

Representándose así la fuerza de la URSS sobre la Alemania occidental y su declive hasta la caída del muro.

En un sistema dividido en dos bloques, y con la hegemonía de dos superpotencias, los demás Estados evidenciaban la necesidad de hacerse un hueco y sobrevivir.

Así, Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia necesitan mantener a salvo la lista de agentes de los respectivos estados para mantener su fuerza; y, sobre todo, las alianzas entre los países del bloque occidental; mientras que para la URSS es uno de los salvoconductos que podría haber utilizado para intentar la no caída de su sistema.

Finalmente, la agente británica entrega la misma a Estados Unidos, dilucidando así, los tejemanejes de los Estados durante la Guerra Fría para alzarse con el poder y los conflictos entre las mismas potencias aliadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

©2024 Relaciónateypunto S.L. - Plataforma de internacionalización

Únete a RRYP y conecta con clientes globales

  • Aumenta tu exposición ante empresas internacionales.
  • Comunícate fácilmente con potenciales clientes.
  • Amplía tu red y adquiere experiencia en proyectos internacionales.
  • Desde 9.99 € al mes.