Antes que todo… ¡SÍ! Vivimos en un mundo totalmente global, con multitud de instituciones internacionales que rigen el comercio internacional y hacen muuuy fácil que una marca cruce fronteras. Ahora bien, no es un proceso de hoy para mañana, hace falta tiempo, paciencia y un muy buen equipo. Antes que todo, vamos a empezar definiendo en qué consiste la internacionalización de una empresa, pues al contrario de lo que se piensa, no es solo exportar.

Con internacionalización hacemos referencia al proceso global que sufre una compañía de total orientación hacia los mercados exteriores. Mientras que “exportación” es sinónimo de transacción (compra/venta) en el extranjero. Es decir, puedes comprar una materia prima en Colombia, pero si tu target es el mercado nacional, aún estás lejos de la internacionalización.

Y, ¿por qué una empresa decide empezar a exportar sus productos o servicios? Base principal para la internacionalización de la marca. Pues para ser más competitiva, y huir de un solo mercado; para aprovecharse de las economías de escala, conseguir mayores márgenes de utilidad, ampliar el ciclo vital de sus productos, contribuir al desarrollo exterior de su país… En definitiva, para maximizar sus beneficios.

Y ahora te preguntarás… ¿pero yo puedo internacionalizar mi empresa? Si es super pequeña, si el inglés me cuesta un mundo, si los chicos que llevan la de al lado tienen 3 Máster en “Business Administration“. A lo que te contesto: ¡todos podemos exportar! El éxito viene dado por la perseverancia y el convencimiento que tengamos. Pero vale, tenemos que saber en qué momento se encuentra nuestra empresa o proyecto. Así que aquí te dejo algunas herramientas para conocerlo: los análisis CANVA y DAFO.

Mientras que con CANVA puedes recoger en una sola carilla de folio tu cliente potencial, propuesta de valor, posibles canales de distribución, alianzas clave, estructura de costos y fuentes de ingresos, con el DAFO (debilidades, fortalezas, amenazas y oportunidades) puedes conocer la situación interna y externa a la que te enfrentas:

Fuente: https://dafo.ipyme.org/Home

Un ejemplo de debilidades podría ser: carencia de personal especializado. Mientras que una fortaleza sería tu cartera de clientes o el reconocimento nacional de tu marca. Una vez tengas tu análisis interno sabrás en qué flojeas y qué es lo que puede llevarte hacia el total desarrollo de tu marca. Así que, ¡empieza a trabajar!

Soluciones

Promoción exterior, Información y Formación. Te damos las claves para internacionalizar tu negocio.  

 

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *