La retirada y -después- salida definitiva de varios de los que eran Estados miembros del organismo de integración UNASUR (Unión de Naciones Suramericanas), como son Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Paraguay y Perú; se debió a la falta de «resultados concretos que garantizaran el funcionamiento adecuado de la organización»

Por lo que, con este sentimiento, deciden crear una nueva organización regional eficaz y sólida que responda a los intereses de la región con el nombre de PROSUR.

El porqué de la necesidad de crear otra organización regional lo podemos encontrar en el punto número 3 de la Declaración de Santiago, en el que se atiende a la “renovación y el fortalecimiento de América del Sur”, con una declaración de creación de un espacio de estructura flexible, liviana, no costosa, con reglas de funcionamiento claras y con un mecanismo ágil de toma de decisiones que permitiese el avance de Sudamérica.

Entendiéndose, por tanto, que UNASUR no es garante del acuerdo, pues carece de una estructura flexible y liviana, que además es costosa y no llega a tener ni reglas de funcionamiento claras ni mecanismos ágiles que sean un instrumento eficaz para el avance de la región.

De esta forma, miembros de la anterior se retiran definitivamente con el objetivo de conformar una nueva organización regional que garantizase el cumplimiento de la Declaración de Santiago .

Así, el objetivo que persigue PROSUR es el de construir y consolidar un espacio regional de coordinación y cooperación, sin exclusiones, para poder llegar a un integración efectiva, que permita el crecimiento, el progreso y el desarrollo de los países de América del Sur. Sin embargo, no empiezan desde cero, es decir, reconocen los aportes de procesos anteriores de integración sudamericana (UNASUR). Siempre con la capacidad de mejora necesaria para una integración sudamericana real, que permita afianzar logros y evolucionar sin duplicación de esfuerzos, hacía una región más integrada.

Este desafío lo deberán enfrentar juntos todos los miembros que forman parte de la organización, que deberán trabajar unidos en la consecución del propósito a alcanzar.

Sin embargo, también se debe conocer que para poder participar en este espacio, los sujetos deberán cumplir una serie de requisitos:

  • Plena vigencia de la democracia.
  • Respeto de la separación de los Poderes del Estado.
  • Promoción, protección, y garantía de los derechos humanos y libertades fundamentales.
  • Soberanía e integridad territorial de los Estados, con respecto al Derecho Internacional Público -DIP-.

El futuro de PROSUR y UNASUR es incierto. Creadas con el objetivo de promover la cooperación y la integración sudamericana, ambas organizaciones comparten objetivos y parecen diferenciarse únicamente en cuestiones ideológicas. Será necesario esperar a ver cómo se desarrollan los acontecimientos (Argentina y Bolivia celebran elecciones presidenciales) para saber hacia dónde avanzarán ambas organizaciones internacionales.

Soluciones

Promoción exterior, Información y Formación. Te damos las claves para internacionalizar tu negocio.  

 

Print Friendly, PDF & Email