Saltar al contenido

Métodos para financiar exportaciones: el forfaiting y el factoring

La actividad exportadora de las empresas desempeña un papel fundamental en el mundo de hoy. Sin embargo, a veces se les hace necesario financiar estas operaciones para poder llevarlas a cabo. Por eso, existen varios métodos para financiar exportaciones, aunque nos centraremos en el forfaiting y el factoring como algunos de los principales.

Antes de leer, ¡realiza este cuestionario! Te ayudamos en la internacionalización de tu empresa:

El forfaiting es un método para financiar exportaciones que se utiliza cuando el riesgo de exportar a un país extranjero es alto, tanto a nivel político como económico. En este tipo de operaciones de financiación, la entidad bancaria establece un descuento sin recurso de los derechos de cobro de los efectos mercantiles. Este recurso de financiación está regulado en nuestro país desde 1985 y cuenta con una serie de características propias: 

  • Es una alternativa segura y relativamente económica a la hora de exportar a aquellas áreas geográficas donde existe cierto riesgo político y económico. 
  • Las letras y pagarés puede que no sean aceptados como instrumentos de financiación dentro del forfaiting.
  • Es necesaria la garantía bancaria de una entidad financiera del país importador, que esté mínimamente reconocida a nivel internacional. 
  • Las garantías que requiere el forfaiter tienen que estar sujetas a ser irrevocables e incondicionales. 
  • Además, el forfaiter también soporta el riesgo comercial, político y de tipos de la operación exportadora. 
  • Si se dan casos de impago, el forfaiter hará el intento de cobrar al importador y ejecutar las garantías preestablecidas. 

Ventajas y desventajas del forfaiting

El forfaiting, tiene una serie de ventajas y desventajas.

Ventajas

  • Para el exportador supone una ventaja al mejorar su capacidad de liquidez al tener la opción de cobro al contado. 
  • Los riesgos de tipo económico y político quedan erradicados, pudiendo, además, conocer de antemano el coste de la operación a tipo de interés fijo. 
  • Se ahorran costes como los administrativos o de gestión de cobros. 
  • El 100% del importe de la operación es financiado. 

Desventajas

  • Los tipos de interés suelen ser altos, lo que supone una desventaja. 
  • Puede haber controles de cambio y administrativos que entorpezcan el proceso en algunos países.
  • Los importadores no siempre están predispuestos a facilitar garantías o avales. 

Qué es el factoring

El siguiente método de financiación de las exportaciones del que quiero hablar es el factoring, o financiación sin recurso. Se da cuando una empresa cede todo o parte de los derechos de cobro que tiene ante sus clientes o deudores. Con este método, la empresa a la que se le ceden los derechos de cobro se convierte en el titular de la deuda frente al cliente. Es decir, en el proceso de cobro aparece un tercer actor, que será el encargado de realizar el cobro de la deuda o de la factura de exportación.

No obstante, hay varios tipos de servicios en sí mismos:

  • Administrativos: Son los relativos a la información, gestión, administración. 
  • Financieros: Estos pueden ser estudio, selección, clasificación crediticia, según el riesgo de los deudores, del exportador, pagar facturas o anticipos entre otros. Los anticipos tienen un límite máximo, entorno al 80 o 90%. 
  • De cobertura de riesgos: Aquí está presente la garantía de cobro en caso de que haya insolvencia por parte del deudor. Se suele ofrecer una cobertura de riesgo de insolvencia en muchos casos de hasta el 100%.

El factoring carece de limitaciones cuantitativas, pero para ser aplicado, el crédito comercial debe tener las siguientes premisas:

  • El origen del crédito debe estar en la venta de mercancías o servicios. 
  • Los productos jamás serán perecederos. 
  • No se aplica a ventas puntuales, sino habituales.
  • Sólo se aplica a ventas directas a empresas, nunca a consumidores particulares. 
  • Generalmente el pago debe de ser a corto plazo. 

En conclusión, tanto el forfaiting como el factoring son dos métodos útiles de financiar una exportación. Los primeros, están más encaminados a flujos menos habituales. El segundo, es exclusivo para empresas y quizás tiene más condicionantes que el primero, pero también es verdad que el forfaiting muchas veces es rechazado como método de financiación por parte del importador. 

Si necesitas más información, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recursos premium
Recursos gratuitos
©2024 Relaciónateypunto S.L. - Plataforma de internacionalización