La violencia en África no es nueva. La historia de los últimos 500 años ha estado salpicada por hechos oscuros y lamentables. Desde la colonización por parte de países europeos, pasando por las dos guerras mundiales y los procesos de descolonización, hasta llegar a la actualidad; como por ejemplo milicias como Al-Shabaab, ISIS o Boko Haram. 

Algunas consideraciones

El africano, es un continente con una gran diversidad de culturas, etnias y religiones. Un continente rico en recursos naturales. Desde el petróleo del Magreb, las grandes fuentes de agua dulce y las vírgenes selvas del África central, hasta las minas de metales preciosos y diamantes de Angola y Sudáfrica. Lamentablemente también con diversidad de conflictos, que se cobran las vidas de tantos africanos cada día.

La violencia en África parece no tener fin. Ya sea por atentados de grupos islamistas, independentistas o guerras civiles. Es un asunto de todos los días. Posiblemente en este momento esté sucediendo un atentado, o quizás dentro de una hora. O sucedió hace 45 minutos. Luego, los veremos en las noticias. Puede parecer exagerado e ingenuo, el hecho de que todos los días haya muertes relacionadas con conflictos políticos o religiosos. Pero, como veremos, tristemente no es así. 

Es importante definir qué es lo que se entiende por violencia, ya que es un concepto muy general. Para los fines de este artículo, se entiende como violencia a todo hecho que tengan como consecuencia víctimas fatales y/o heridas. Estas víctimas pueden ser tanto civiles como militares (ejércitos estatales y organizaciones paramilitares). 

Presentando la violencia en África

Si nos interesa el tema de la violencia en este continente, hay que tener en cuenta que no encontraremos noticias fácilmente. Al menos no en los grandes periódicos de nivel internacional (en su mayoría, occidentales). No obstante, este tipo de informaciones aparece en periódicos locales, generalmente del país o región del que son oriundos. Por ejemplo, sitios como Garowe OnlineNationVOAThe african crime and conflict journal, entre otros. También la catarí Al-Jazeera, que se ocupa bastante de estos temas en su sección “África”.

En cuanto a víctimas y victimarios, los datos son diversos. Las víctimas suelen ser civiles, policías y ejércitos estatales en misiones de mantenimiento de paz (estos últimos, frecuentemente atacados en patrullajes o en sus bases).

Tambien las motivaciones de estos hechos violentos son diversas. Pero puede decirse que existen tres motivaciones: Islámica, nacionalista e independentista. La islámica, es la causa más común de atentados en África actualmente. Sucede principalmente en el Sahel, aquella región del África subsahariana. Tambien en Nigeria y parte de Camerún. Las dos principales organizaciones son Boko Haram (operando mayormente en Nigeria y su región) y Al-Shabaab (principalmente en Somalia, pero también con actividad en Kenia y Sudán). Ambas son consideradas células del Estado Islámico que, a su vez, se inspira en la ideología de Al-Qaeda. Su modus operandi es bastante conocido, principalmente por ser atentados con coches-bomba o tiroteos en grandes conglomeraciones urbanas. Como todo terrorismo, buscan manipular psicológicamente a una sociedad para debilitarla, teniendo como objetivo final la imposición de un gobierno/Estado islámico (inspirado en la rígida interpretación de la Sharia y el Corán).

En cuanto a las motivaciones nacionalistas, se encuentran aquellas reivindicaciones hechas (en la mayoría de los casos) por países con un alto grado de homogeneidad cultural. Aunque suene paradójico, las sociedades con mayor diversidad cultural/étnica tienden a tener una existencia pacífica. Por el contrario, una sociedad donde una cultura/etnia predomina fuertemente, tiende a ser menos tolerante (y en muchos casos, supremacista) para con las minorías. 

En tercer lugar, las motivaciones independentistas. Esta es una de las motivaciones de conflicto menos comunes en el continente africano. Son similares a las nacionalistas, pero en este caso, un grupo tiende a utilizar la violencia para lograr su independencia. En su gran mayoría, las motivaciones independentistas se observan en Estados que han tenido un pasado conflictivo (en el caso de África, colonial). Etnias que siempre estuvieron en conflicto, fueron sometidas por igual durante la dominación de las metrópolis europeas. Cuando obtuvieron su independencia, los problemas continuaron (bajo la forma de un Estado independiente) pero sin resolverse. Un ejemplo claro de esto es Mali, donde la etnia Tuareg afirma no querer ser parte de la nación de Mali.

Medios y tipos de violencias

Antes de adentrarse en este asunto, se debería contar con alguna noción para definir el concepto de hecho violento. Definiciones hay muchas. Para este artículo, se propone considerar un atentado cuando en un incidente existen al menos dos partes, donde una recurre a medios físicos y violentos para lograr un objetivo.  No siempre tiene que haber muertes, también se podría concebir como atentado cuando existieran heridos y/o daños materiales, que potencialmente pudieran producir muertes y/o heridos.

Entonces, ¿qué puede decirse acerca de los medios y tipos de atentados que se llevan a cabo en el continente? La gran mayoría de estos son producidos por artefactos explosivos. Los mismos, generalmente, son de producción no factorial (producidos por los mismos terroristas). Con muy pocos materiales puede armarse un explosivo (y también con materiales de fácil adquisición). Una simple Molotov puede armarse con un poco de combustible, una botella y un trozo de tela, y es suficiente para producir daños considerables. 

Las armas de fuego son también usadas, y de estas existen cientos de miles en manos de insurgentes. El tráfico ilegal de armas en África es un tema preocupante, pero no por eso nuevo. Muchas de estas armas (camiones y demás equipamiento) han sido resabios de las distintas guerras civiles del siglo pasado. Muchas de estas armas eran suministradas por la URSS y EEUU (entre otros países) durante la Guerra Fría, para apoyar a uno u otro bando. Actualmente, no es difícil para un grupo insurgente conseguir armamento y pertrechos militares. Si dispone de un mínimo capital puede acceder a algún tipo de armamento, por más simple que sea.

Con todo esto, la situación de la violencia en África parece estar en estancamiento. La violencia no disminuye, pero parece mantenerse. La pandemia de Coronavirus no ha sido un obstáculo para esto. De hecho, en lo que va del año 2021 (febrero) ya se han producido casi 70 incidentes violentos en toda África. Es decir, entre uno y tres por día, en un mes y medio. Mas allá de los números, todos los días están muriendo personas. Ayer murieron algunos, dentro de 20 minutos otras, y mañana tambien. Es realmente algo muy lamentable.

Puede decirse que en los atentados terroristas por grupos insurgentes en África (llevados a cabo ya sea por el uso de armas de fuego y/o explosivos de fabricación casera) son los más comunes y frecuentes. Se debe tener en cuenta que, en las dos variantes de atentados terroristas, existe siempre población civil como víctima de los mismo, mientras que en los enfrentamientos entre ejércitos estatales y milicias insurgentes rara vez se ve implicada población civil. Esto no quiere decir que nunca haya víctimas civiles producto de este tipo de enfrentamiento. Pero aquí la palabra atentado está haciendo referencia a que el blanco de los mismos es deliberadamente poblaciones civiles.

Ideologías y violencia: móviles de las acciones

Luego de haber tratado el asunto de los medios de la violencia, ahora toca indagar sobre un tema que no es menor: la motivación de quienes usan esas armas y explosivos. Y por qué lo hacen.

Siguiendo el relevamiento propio, se pueden identificar cinco categorías: independentista, islámica, nacionalista, otras o varias y las no identificadas. A las tres primeras, explicadas con anterioridad, se suman dos. Pero son de carácter operativo a fines del relevamiento de datos y su posterior orden.

La categoría otras/varias hace alusión a aquellas motivaciones que no son comunes como móviles de los hechos violentos. Es por esto que se ha tomado las motivaciones independentistas, islámicas y nacionalistas; por presentar un número considerable de casos relevados. Las causas de estas categorías pueden ser múltiples y muy variadas, desde un asesinato hasta un atentado a un conglomerado urbano.

De todos modos, una alta cantidad de hechos que se etiquetan en la categoría de “otras/varias” sean de motivación islámica. Sucede que, muchas veces, los grupos yihadistas no se atribuyen algunos ataques. Por ejemplo, Boko Haram y Al-Shabaab (que responden a Al-Qaeda) casi siempre lo hacen. A ISIS se le atribuyen muchas veces atentados, aunque en numerosas oportunidades no lo hayan confirmado oficialmente (aun cuando la sociedad y los medios están seguros de ello, pero no pueden confirmarlo de manera genuina).

Esto podría deberse a una estrategia, que estaría dentro de la ideología de Al-Qaeda. Bin Laden, uno de los ideólogos de esta ideología, tenía discursos ambivalentes respecto de casi todos los grandes atentados. Los elogiaba como si hubieran sido llevados a cabo por su red, pero al mismo tiempo declaraba no tener ninguna relación con ellos. Precisamente esto hizo luego del atentado a las Torres Gemelas: “no estuve involucrado en esos ataques. Como musulmán, no puedo mentir. Tampoco puedo matar mujeres y niños inocentes. El Islam prohíbe totalmente eso.”[1] Mas adelante, en la misma entrevista, dice: “tratamos a los otros como ellos nos tratan a nosotros. A los que matan nuestras mujeres e inocentes, nosotros les matamos sus mujeres e inocentes, hasta que paren de hacerlo.” (Brieger, 2010). De todas maneras, Bin Laden nunca hacía ninguna referencia personal a estos hechos. Luego de muchos meses, solía confirmar su autoría, pero no siempre.

Al parecer, la estrategia consiste en rechazar la autoría de los atentados por mucho tiempo y poco a poco, revelar que el fue el autor intelectual. Bin Laden, lo que hace, es jugar con la ambigüedad de sus declaraciones y las interpretaciones de los receptores.  Así, sus dichos permiten pensar que todo atentado que se realiza en el mundo es llevado a cabo por su orden. Pero tambien, da lugar a que se crea que no tiene ninguna relación con ellos y que solo admira a quienes los hacen. Esto hace que las agencias de inteligencias y medios de comunicación atribuyan cualquier ataque a Al-Qaeda. A diferencia de otras organizaciones terroristas (generalmente no islámicas, como por ejemplo ETA), Al-Qaeda no tiene una estructura tradicional de un grupo o partido político. Esto se debe a que Al-Qaeda es mas una ideología que un grupo físico. Así, cualquier persona que realice un atentado, puede decir que lo hace en nombre de Al-Qaeda (Brieger, 2010). Y esto aumenta mucho más la confusión de los medios y gobiernos.

Entonces, ¿es por esto que puede decirse que la mayoría de los ataques bajo la categoría “otras/no identificada” se deba a esto? Es difícil de comprobarlo porque no se posee más que la información de los medios de comunicación. Pero puede decirse que esta sea una estrategia utilizada por grupos que responden a la ideología de Al-Qaeda. Fue útil para Bin Laden. ¿Por qué no lo sería para estos grupos yihadistas tambien? Al parecer, la estrategia sigue funcionando 20 años después.

Un portavoz militar de Al-Shabaab emite un comunicado al sur de Mogadiscio (Feisal Omar/Reuters).

La categoría no identificada hace mención a aquellos hechos que han sido relevados, pero que cuya fuente de información no han precisado (o no han podido precisar). Tambien, esta categoría hace referencia aquellos hechos en los que no ha habido una reivindicación oficial del grupo insurgente que se presume que lo llevo a cabo. 

Datos relevados: del 01/01/21 al 15/02/21

A continuación, tablas y gráficos con los datos relevados hasta el 15/02/2021.

Ideología del grupo/atacanteCantidad de hechos
Independentista4
Islámico34
Nacionalista4
Otro6
Otro / no identificado22
Total (al 15/02/2021)70

De lo anterior, sin duda que la principal motivación de la violencia en África es islámica. Nótese que la categoría de “otro/no identificado”, también tiene un valor alto. Como se dijo anteriormente, dentro de estas categorías puede haber distintas motivaciones. Haciendo una predicción arriesgada, se podría decir (intuitivamente), que un alto porcentaje de esos hechos no identificados correspondan a motivaciones islámicas. De todos modos, siguen siendo hechos violentos con vidas perdidas. Las motivaciones parecen tener tambien un patrón geográfico en su distribución. De esto tratará el siguiente título.

Si bien los hechos violentos están presentes en todo el continente africano, puede mencionarse algunas áreas en donde estos se presentan con mayor frecuencia. Particularmente tres: el Magreb central, el Sahel y el cuerno de África. En este relevamiento cartográfico, se muestran todos los atentados y demás hechos durante el 2021, actualizado hasta la actualidad (16/2/2021) y que se actualizará hasta el término del año. El relevamiento cartográfico es de autoría propia. El mapa muestra lo siguiente:

El óvalo superior comprende la región del Magreb central. Está compuesto principalmente por Argelia y Túnez. En estos dos países se han concentrado la mayor cantidad de atentados en todo el norte de África. No obstante, no se descarta que otras zonas que viven en tensión política (como el Sahara occidental y Libia) puedan tener algún tipo de violencia al corto plazo (por motivos políticos y/o territoriales).

El óvalo central y de mayor tamaño corresponde al Sahel. Esta ha sido, históricamente, una zona conflictiva. Existen gran cantidad de grupos yihadistas que operan en la región. Podría decirse que un 60 % de la violencia de África se encuentra en esta franja (al menos durante el 2021, pero quizás no difiera demasiado con años anteriores, ni con los próximos).

Por último, el ovalo vertical, situado en el Cuerno de África. Compuesto principalmente por Somalia, Kenia y parte de Mozambique. Somalia es el país más violento de África porque comparativamente con los países de las otras tres regiones es el que más concentra atentados hacia el interior de sus fronteras. Lo anterior, puede visualizarse mejor en el siguiente gráfico.

País donde suceden los hechosCantidad de hechos
Argelia3
Camerún4
Congo1
Etiopía5
Kenia3
Mali7
Mozambique2
Níger2
Nigeria5
Republica Centro-Africana2
República Democrática del Congo5
Sahara occidental1
Somalia23
Sudán7
Uganda1
Guinea1
Angola1
Sudáfrica1
Burkina Faso1
Túnez1
Total (al 15/02/2021)70
Tipo de ataqueCantidad de hechos
Atentado terrorista (Explosivo)20
Atentado terrorista (tiroteos)23
Conflicto de Carácter particular (étnico, nacionalista, independentista o político)1
Enfrentamientos entre ejércitos estatales3
Enfrentamientos entre ejércitos estatales y milicias insurgentes14
Enfrentamientos entre facciones insurgentes2
Otro(s)4
Piratería1
Protestas de civiles2
Total (al 15/02/2021)70

Para concluir esta sección, el Sahel es la región más violenta del continente, Somalia el país más violento y el método más utilizado por los terroristas han sido los atentados con explosivos y armas de fuego. 

Datos relevados: del 15/02/21 al 15/04/21

Ideología del grupo / atacanteCantidad de hechos (desde el 01/01/2021 al 15/04/2021)
Independentista12
Islámico77
Nacionalista18
Otro6
Otro / no identificado82
Total (al 15/04/2021)194

Se aprecia que en el Magreb, si bien han aumentado los ataques, no han sido de una manera tan relevante como otras regiones. La más complicada sigue siendo el Sahel, y más concretamente Malí y Somalia.

Tambien los ataques terroristas se han intensificado en la región sud oriental. Países como Kenia, Mozambique han visto aumentar sus niveles de violencia.

PaísCantidad de hechos (desde el 15/02/2021 al 15/04/2021)
Angola1
Argelia3
Benín1
Burkina Faso4
Camerún5
Chad3
Congo3
Costa de Marfil1
Etiopía12
Gabón1
Guinea1
Guinea Ecuatorial1
Kenia7
Libia3
Mali14
Mozambique10
Níger9
Nigeria21
Republica Centro-Africana3
República Democrática del Congo14
Sahara occidental3
Senegal1
Somalia50
Sudáfrica4
Sudan1
Sudán7
Sudan del Sur3
Sudán del sur3
Túnez3
Uganda2
Suma total (al 15/04/2021)194
Tipo de ataqueCantidad de hechos (de 15/02/2021 al 15/04/2021)
Atentado terrorista (Explosivo)42
Atentado terrorista (tiroteos)66
Conflicto de Carácter particular (étnico, nacionalista, independentista o político)5
Enfrentamientos entre ejércitos estatales5
Enfrentamientos entre ejércitos estatales y milicias insurgentes34
Enfrentamientos entre facciones insurgentes4
Otro(s)19
Piratería1
Protestas de civiles7
Secuestro11
Suma total (del 15/02/2021 al 15/04/2021)194

El tipo de atentado más común en África en lo que va de este año, es el que se hace con armas de fuego. El segundo más común, los explosivos. Son artefactos de fácil y rápida fabricación, por lo que es probable que esta siga siendo el arma más común en atentados a futuro.

Es probable que esta tendencia se mantenga en durante este año y el próximo, al menos. Una convivencia pacífica de todos los africanos es posible, pero requiere de voluntad política y tolerancia de parte de sus sociedades. 


[1] Palabras de Osama Bin Laden en una entrevista al diario Ummat, de Paquistán, dos semanas después del atentado del 11 de septiembre. Aquí, una transcripción de aquella entrevista: https://www.serendipity.li/wot/obl_int.htm

Bibliografía

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *