Saltar al contenido

En qué consiste el contrato de Piggy Back

Ya hemos hablado en otros artículos como el Piggy Back se ha consolidado como una estrategia ciertamente común de entrada a nuevos mercados internacionales. En esta ocasión, explicaremos en qué consiste el contrato de Piggy Back, que al final es sobre el que se sustenta dicha estrategia.

El contrato Piggy Back se da cuando dos empresas del mismo país, una que opera ya en el exterior (suele ser una empresa grande) y una que lo hace a nivel nacional y que suele ser más pequeña (generalmente una pyme), se unen para que la pequeña acceda al nuevo mercado en el que está establecida la gran empresa.

Es decir, la empresa local aprovecha la mayor estructura de la empresa que opera a nivel internacional, para vender sus productos. Es un método de exportación realmente beneficioso para muchas pequeñas empresas que no pueden operar a nivel internacional por sus propios medios, y, de esta forma, lo hacen por los canales de ventas de otra empresa mayor.

Si quieres saber si el Piggy Back es una buena opción para tu empresa, realiza este cuestionario:

  • La empresa que opera en el exterior le permite a la pyme local, que utilice su red de contactos para comercializar a nivel internacional sus productos. Eso sí, a cambio de una comisión. 
  • Para la pyme local, el contrato Piggy Back supone ahorro de costes y eliminación de determinadas barreras de entrada como trámites administrativos o problemas de logística. También hace que sea mucho más rápida la entrada a mercados internacionales que por otros canales.
  • Es un contrato bastante peculiar, ya que tiene aspectos de otros contratos más frecuentes como el de comisión, distribución y arrendamiento de servicios, por ejemplo.
  • La empresa que opera a nivel internacional no recibe ninguna cesión de propiedad de los productos que comercializa la pyme local, sino que recibe una comisión por ello. Es la figura del intermediario.
  • El tipo de comisión que recibe la empresa que proporciona los canales de venta a la pyme local es de entre un 3% y un 20% sobre las ventas que obtenga la pyme local. Además, se le añade un plus fijo en concepto de costes de estructura.

Para entenderlo mejor, podemos utilizar las empresas PayPal y Ebay.

A finales de los años 90 y principios de los 2000, se creó y «entró en juego» la ahora gigante PayPal.

Inicialmente no se implantó bien en el comercio electrónico del momento como empresa de forma de pago. Aun así, no desistieron y decidieron utilizar los canales de otra empresa. Esa empresa fue Ebay, que para la época ya estaba asentada en el mercado del comercio electrónico.

PayPal acudió a Ebay para ofrecerse como forma de pago a cambio de una comisión que se llevaba Ebay, así fue. PayPal tuvo que utilizar al principio de su vida como empresa la plataforma Ebay para ofrecer su sistema de pago, ya que Ebay estaba ya consolidada como una gran web de compraventa de productos a través de internet. 

Qué es el contrato Piggy Back

Es un acuerdo entre una PYME y una gran empresa por el que la primera utilizará la estructura de la segunda en un mercado extranjero en el que esta ya opera a cambio de una comisión, entre otros.

Cómo redactar un contrato de Piggy Back

El contrato de Piggy Back es complejo en sí mismo. Para redactarlo, deberás atender tanto a las necesidades reales de tu empresa, como a la propia colaboración a la que hayáis llegado. Lo más adecuado es ponerse en manos de abogados expertos en internacionalización.

Cómo el Piggy Back puede ayudarme para internacionalizar mi empresa

El Piggy Back se ha consolidado como una estrategia de entrada a los mercados internacionales. Esto se debe a que permite operar en un nuevo mercado haciendo uso de la estructura de una gran empresa, resultando la «implantación» en un menor tiempo.

En conclusión, el tipo de contrato Piggy Back es recomendable para las empresas que quieran operar a nivel internacional y no puedan hacerlo, ya sea por falta de recursos o medios para ello. Es muy útil de cara a empezar a encajar un producto de una empresa local en el extranjero.

Como primer paso para internacionalizar las ventas de la pyme es muy beneficioso.  Aunque no es útil para todo tipo de empresas, ya que al final se puede llevar la empresa que deja los canales de venta un porcentaje importante. Por ejemplo, para una empresa con el suficiente capital para invertir en establecer ventas en el extranjero, no le saldría rentable hacer un Piggy Back. 

El contrato Piggy Back además no es genérico, sino muy peculiar, con características o cláusulas típicas de otros contratos, pero que sin duda puede brindar oportunidades en el exterior a aquellas empresas que quieren hacerlo pero que por sus propios medios les es imposible. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

©2019 Relaciónateypunto S.L.
Agenda tu llamada gratis