Saltar al contenido

Cómo hacer un diagnóstico de internacionalización 

La internacionalización es una estrategia cada vez más utilizada por las empresas para aumentar su competitividad y expandir sus mercados. Sin embargo, antes de iniciar un proceso de internacionalización, es necesario realizar un diagnóstico inicial que permita evaluar las fortalezas y debilidades de la empresa y analizar el entorno en el que se va a operar. En este artículo, explicaremos cómo hacer un diagnóstico de internacionalización en tres pasos: el análisis de variables internas y externas de la empresa, la información sectorial y el análisis DAFO y PESTEL. 

Antes de iniciar un proceso de internacionalización, es importante que la empresa realice un diagnóstico inicial que permita identificar sus fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas. Este diagnóstico inicial es fundamental para diseñar una estrategia de internacionalización adecuada y minimizar los riesgos asociados a la misma. 

El diagnóstico inicial de internacionalización debe tener en cuenta varios factores, entre ellos: 

  • Los objetivos de la empresa: ¿por qué la empresa desea internacionalizarse? ¿Qué objetivos espera alcanzar con la internacionalización? Es importante que los objetivos sean claros y coherentes con la estrategia general de la empresa. 
  • Las capacidades y recursos de la empresa: ¿la empresa tiene los recursos necesarios para llevar a cabo un proceso de internacionalización? ¿Dispone de los recursos humanos, financieros y tecnológicos necesarios para competir en mercados internacionales? 
  • La cultura empresarial: ¿la cultura empresarial de la empresa es adecuada para competir en mercados internacionales? ¿Está dispuesta la empresa a adaptarse a nuevas culturas y formas de hacer negocios? 
  • Los riesgos asociados a la internacionalización: ¿cuáles son los riesgos asociados a la internacionalización? ¿Está la empresa dispuesta a asumir esos riesgos? ¿Tiene un plan de contingencia para hacer frente a posibles problemas? 

Otra variable a considerar en el diagnóstico de internacionalización es la información sectorial. Es importante conocer el sector en el que se va a operar, sus tendencias, oportunidades y amenazas. Para ello, se pueden utilizar diversas herramientas y fuentes de información, como estudios de mercado, análisis de la competencia, informes sectoriales, entre otros. 

Preguntas que deben ser respondidas en el análisis de información sectorial 

  • ¿Cuáles son las tendencias del sector? ¿Está creciendo o disminuyendo? 
  • ¿Qué oportunidades existen en el sector? ¿Cuáles son los principales nichos de mercado? 
  • ¿Qué amenazas existen en el sector? ¿Cuáles son los principales riesgos? 
  • ¿Cómo se comporta la competencia en el sector? ¿Cuáles son sus fortalezas y debilidades? 
  • ¿Cómo se comportan los clientes y proveedores en el sector? ¿Cuáles son sus expectativas? 

Una vez realizado el diagnóstico inicial, es necesario analizar las variables internas y externas de la empresa que puedan influir en el proceso de internacionalización. Este análisis permitirá identificar las fortalezas y debilidades de la empresa, así como las oportunidades y amenazas del entorno. 

Variables internas del diagnóstico

  • Los recursos de la empresa: ¿La empresa dispone de los recursos necesarios para competir en mercados internacionales? ¿Dispone de los recursos humanos, financieros y tecnológicos necesarios? 
  • Las capacidades de la empresa: ¿La empresa tiene las capacidades necesarias para competir en mercados internacionales? ¿Cuenta con experiencia en exportación o con personal con conocimientos en comercio internacional? 
  • La cultura empresarial: ¿La cultura empresarial de la empresa es adecuada para competir en mercados internacionales? ¿Está dispuesta la empresa a adaptarse a nuevas culturas y formas de hacer negocios? 

Variables externas del diagnóstico

  • La competencia: ¿Quiénes son los competidores de la empresa en los mercados internacionales? ¿Cuáles son sus fortalezas y debilidades? 
  • El entorno regulatorio: ¿Qué regulaciones y leyes deben ser consideradas al operar en los mercados internacionales? ¿Cómo afectan las normativas y políticas comerciales internacionales a la empresa? 
  • Los clientes y proveedores: ¿Cuáles son las expectativas de los clientes y proveedores internacionales? ¿Cómo se comportan en el mercado internacional? 
  • Los aspectos económicos y políticos: ¿Cómo afectan los aspectos económicos y políticos del país o región de destino a la empresa? ¿Qué riesgos existen en el mercado internacional? 

El análisis DAFO y PESTEL es una herramienta útil para el diagnóstico de internacionalización para identificar las fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas de la empresa, mientras que el análisis PESTEL se enfoca en el entorno político, económico, social, tecnológico, ambiental y legal. 

El análisis DAFO se divide en cuatro categorías: 

  • Fortalezas: son las ventajas competitivas de la empresa, sus habilidades y recursos únicos que le permiten destacarse en el mercado. Ejemplos de fortalezas pueden ser una buena imagen de marca, una alta calidad de producto, una gran capacidad de innovación, entre otros. 
  • Debilidades: son las limitaciones de la empresa que pueden afectar su desempeño en el mercado. Ejemplos de debilidades pueden ser una mala gestión financiera, una falta de experiencia en el mercado internacional, una baja calidad de producto, entre otros. 
  • Oportunidades: son los factores externos al mercado que pueden beneficiar a la empresa. Ejemplos de oportunidades pueden ser una demanda creciente en el mercado internacional, una apertura de nuevos mercados, una reducción de barreras comerciales, entre otros. 
  • Amenazas: son los factores externos al mercado que pueden perjudicar a la empresa. Ejemplos de amenazas pueden ser la entrada de nuevos competidores en el mercado internacional, cambios en las regulaciones comerciales, fluctuaciones en los tipos de cambio, entre otros. 

El análisis PESTEL se divide en seis categorías: 

  • Político: se refiere a las regulaciones, políticas y leyes que pueden afectar a la empresa. Ejemplos pueden ser las políticas comerciales internacionales, las políticas fiscales, las políticas laborales, entre otras. 
  • Económico: se refiere a las condiciones económicas que pueden afectar a la empresa. Ejemplos pueden ser la inflación, las tasas de interés, la demanda y oferta del mercado, entre otros. 
  • Social: se refiere a las tendencias y cambios en la sociedad que pueden afectar a la empresa. Ejemplos pueden ser cambios en los hábitos de consumo, cambios demográficos, cambios en la cultura empresarial, entre otros. 
  • Tecnológico: se refiere a los avances tecnológicos que pueden afectar a la empresa. Ejemplos pueden ser el uso de internet y las redes sociales, el desarrollo de nuevas tecnologías, la automatización de procesos, entre otros. 
  • Ambiental: se refiere a los factores ambientales que pueden afectar a la empresa. Ejemplos pueden ser el cambio climático, la escasez de recursos naturales, la preocupación por la sostenibilidad, entre otros. 
  • Legal: se refiere a las leyes y regulaciones que pueden afectar a la empresa. Ejemplos pueden ser las leyes de protección al consumidor, las leyes laborales, las leyes de propiedad intelectual, entre otros. 
¿Qué factores hay que tener en cuenta en un diagnóstico inicial?

Los objetivos de la empresa, las capacidades y recursos de la empresa, la cultura empresarial y Los riesgos asociados a la internacionalización.

¿Qué tipos de variables hay en un diagnóstico

Variables internas y variables externas.

¿Qué dos análisis se utilizan?

Análisis DAFO y análisis PESTEL.

En conclusión, realizar un diagnóstico de internacionalización es esencial para cualquier empresa que esté considerando expandirse a mercados internacionales. Este diagnóstico debe incluir el análisis de variables internas y externas, como las fortalezas y debilidades de la empresa, las oportunidades y amenazas del mercado, las condiciones políticas, económicas, sociales, tecnológicas, ambientales y legales. 

Una vez realizada la evaluación, la empresa debe establecer objetivos claros y realistas para su expansión internacional. Estos objetivos deben ser coherentes con la visión y misión de la empresa, así como con su capacidad financiera y recursos disponibles. 

Es importante que la empresa esté dispuesta a adaptarse a los cambios y desafíos del mercado internacional, y contar con un plan de contingencia para hacer frente a situaciones adversas. Además, es fundamental contar con un equipo de trabajo capacitado y motivado para liderar el proceso de internacionalización. No dudes y acude a nosotros, en RRYP te ayudamos con tu proceso de internacionalización.

+34 957 858 954 / [email protected]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recursos premium
Recursos gratuitos
©2024 Relaciónateypunto S.L. - Plataforma de internacionalización