Saltar al contenido

¿Qué es la guerra híbrida?

El término comúnmente conocido como “guerra” ha implícito, a lo largo de la historia, el uso de fuerzas convencionales coordinadas estratégicamente pero no integradas operativamente. Este sistema, como se vio en los conflictos de Israel (1973) hoy día ha quedado relativamente obsoleto debido al incremento de la sofisticación tecnológica y armamentística usadas. Por lo que, a fines de la Guerra Fría y como consecuencia de la superioridad de EEUU en la Guerra del Golfo de 1911, aparece, bajo el marco interpretativo de la guerra compuesta, el concepto de guerra híbrida.

Sin embargo, aunque ya coroneles del ejército chino (Qiao Liang y Wang Xiangsui, 1999) habían usado este tipo de táctica por el año 2000, no fue hasta 2005 cuando la prestigiosa revista Proceedings publica Future Warfare: The Rise of Hybrid Wars y se empieza a delimitar el término y a conformar un nuevo aparato teórico para la victoria en un conflicto. Extendiéndose dicho concepto durante el conflicto Israel – Hizb Allah (2006) y delimitando el mismo en la proliferación de amenazas estratégicas, tanto regulares como irregulares, a la seguridad provenientes de actores no lineales que cuestionan el status quo, con el fin de generar una oportunidad para evitar la tendencia de las potencias militares a dominar el campo de batalla.

Existe diversa literatura en la que se recoge diferentes connotaciones del mismo término según el año de publicación y el Estado. Desde la asimilación a la guerra irregular como la ejemplificación en el terrorismo. En el caso del Departamento de Defensa estadounidense aún no se ha definido el concepto al considerarlo como una creciente complejidad del conflicto asimétrico, no una nueva forma de guerra. Para Hoffman, su gran impulsor, consiste en la combinación de amenazas, cualquiera que sea la forma y táctica usada; mientras que para el coronel McCuen es una composición de guerra simétrica y asimétrica en la que se usan tácticas militares tradicionales intentando lograr el control de las poblaciones locales mientras operaciones de estabilidad.

Por lo que, podemos determinar que se trata de un conflicto armado de control descentralizado entre actividades militares y no militares distribuidas, por combinar acciones tradicionales, irregulares, terroristas y métodos criminales disruptivos obligando a una “batalla próxima” mediante medios activos (ataque) y pasivos (esfuerzo de absorción) que incidan en el desgaste del contrario. Cuyo desarrollo conceptual se basa en el reconocimiento implícito de la supremacía tecnológica de las grandes potencias occidentales (EEUU, especialmente).

Ver: Qué es la Guerra Híbrida y cómo nos afectan las Amenazas Híbridas

Es necesario, por tanto, para concluir con la definición del concepto anterior, analizar la conocida como guerra asimétrica. Siendo este adjetivo el rasgo más destacado de las nuevas guerras, especialmente, en las transnacionales. Delimitándose en el marco de la adopción de estrategias con modelos diferentes por las partes y la diferencia de capacidades. Su elemento definitorio es la diferente naturaleza de los agentes que buscan vulnerabilidades en el más fuerte mediante la guerra de guerrillas, subversión, secuestros, etc. Mientras que las partes tienen diferentes percepciones del conflicto. Para el fuerte se presentan limitaciones legales, políticas, geográficas y temporales propias del sistema internacional y de donde se desarrolle el conflicto; mientras que para el débil es una guerra total.

Esta guerra gira en torno a narraciones, discursos y otras explicaciones. Es un discurso de impugnación que permite al débil desafiar al fuerte invitando a otros a seguir sus pasos y genera una narrativa que la sostiene. Así, aparecen fenómenos de violencia, actos discontinuos de guerra irregular o terrorista. La falta de acuerdo en las conceptualizaciones anteriores impide marcar una tendencia propia de cada una y que, por el contrario, la guerra híbrida se sustente en el marco teórico de la guerra asimétrica -nutrida por la guerra de guerrillas, tácticas insurgentes, e infinidad de enfoques asimétricos que erosionan el poder de combate-. Considerándose por muchos como un subconjunto de la guerra asimétrica. Y, por otros, como categorías diferentes, donde se enmarca una perspectiva doctrinal – guerra asimétrica- y el empleo de los elementos dados – guerra híbrida-.

Conoce más sobre guerra en Northblog.net.

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Need Help?

¿Quieres más información?

Cuéntanos tu idea de negocio y te ayudamos a hacerla realidad.

Abrir chat
Relaciónateypunto
¿Conoces los beneficios de la internacionalización?
Quiero una reunión