Venezuela es uno de los países del continente americano con más riqueza natural; sin embargo, tal y como nos indica la realidad internacional, no siempre tener recursos naturales significa desarrollo, progreso y buen nivel de vida de la población. Es lo conocido como “Paradoja de la abundancia”. ¿Significa esto que no se pueda comerciar con Venezuela? No. No es un mercado fácil, pero tampoco es imposible acceder. Veamos cómo exportar a Venezuela.

Si observamos la balanza comercial venezolana podemos comprobar el peso de las exportaciones sobre las importaciones, así como el liderazgo del petróleo como principal activo exportador y recurso sobre el que gira la economía del país. Igualmente, tanto las primeras como las segundas corresponden en un 75% al sector público y 25% al privado, aproximadamente; característica propia de la estructura económica venezolana.

Por tanto, atendiendo a la dinámica de Venezuela, podríamos detectar que Estados Unidos es su mayor socio en términos de exportaciones con un 37% del precio total, seguido por India y China (20-22%); mientras que China es el mercado del que más importan, acumulando un porcentaje total del 26,5%. Muy de cerca le sigue Estados Unidos con un 22% y ya muy alejados Brasil y Colombia. En el caso de España, un 5,8% (2019) de las importaciones venezolanas provienen de nuestro país.

Toda exportación requiere de rigurosidad, y en el caso de Venezuela no iba a ser menos. Es totalmente imprescindible gestionar la documentación, las licencias aduaneras y los trámites correctamente. De esta forma, debemos tener en cuenta que todo producto que llegue a Venezuela desde el exterior estará cotizado en precio CIF (Cost, Insurance and Freight; el vendedor asume los costos del seguro y del flete principal hasta el puerto de destino acordado); así como que, determinados bienes (como artículos militares) tienen fuertes restricciones. También algunos alimentos, medicinas o vehículos están expuestos a regímenes legales especiales.

Para el resto de los productos, al precio CIF se le añade un arancel que oscila entorno a un amplio parámetro (10%-20%), sumado al IVA genérico del 16%, 1% de tasa de aduanas y muy posiblemente otro 3% relativo a gastos relacionados con el pago al municipio donde se despacha la mercancía. Como se puede ver, a pesar de no haber limitación a la exportación de productos a Venezuela, sí que hay unas altas tasas arancelarias, que son, sin duda, determinantes a la hora de decidir si exportar a Venezuela o no. Únicamente los países latinoamericanos tienen preferencias arancelarias; el resto de los países están abocados a enfrentarse a los aranceles máximos, que pueden llegar a situarse alrededor del 35%. La media oscila entorno al 12% (ICEX, 2021). 

En esta línea, y como en toda exportación, se requiere de la cumplimentación de una serie de documentos.

Si se divide la mercancía entre bienes primarios y bienes intermedios requerimos de la siguiente documentación: 

Ver: Trámites para exportar a Venezuela

Exportación a Venezuela de bienes primarios

  • Certificado de origen. Este documento acredita el lugar de origen de tus mercancías, lo que condiciona el tratamiento arancelario o comercial que se da a las mismas en el momento de su entrada en un determinado territorio aduanero.
  • CNP (certificado de no producción nacional).
  • Certificados fito y zoosanitarios.
  • Licencias pertinentes al organismo público competente. 

Exportación a Venezuela de bienes intermedios

  • Certificados de origen.
  • CNP.
  • Permisos fito y zoosanitarios.
  • Requisitos técnicos recogidos en el SENCAMER.
  • Registro ante el organismo público competente. 

Además, también encontramos en Venezuela una serie de localizaciones que operan como regímenes especiales comerciales.

Puertos libres en Venezuela

Los puertos libres son aquellos puertos aduaneros en los que se relaja el pago de impuestos, tasas o tributos a la importación. En Venezuela encontramos:

  • Santa Elena de Uaién
  • Estado Nueva Esparta.

Zonas de libre comercio (FTZ) en Venezuela

Una zona libre es aquella en la que existe libertad de comercio para algunos productos. Algunas de las barreras comerciales, como aranceles y cuotas, se eliminan y se reducen los trámites burocráticos con la esperanza de atraer nuevos negocios e inversiones extranjeras. 

Zonas francas en Venezuela

Una zona franca es aquella delimitada por las autoridades en la que no se liquidan derechos arancelarios a las mercancías depositadas en ella o a determinadas actividades industriale

  • Zona Franca Industrial, Comercial y de Servicios de Paraguaná.
  • Zona Franca Industrial, Comercial y de Servicios ATUJA (ZOFRAT).  

Por último, para exportar a Venezuela también tenemos que conocer los acuerdos comerciales de los que forma parte.

MERCOSUR

El Mercado Común del Sur (MERCOSUR) es un proceso de integración regional instituido inicialmente por Argentina, Brasil, Paraguay y Urugua. Posteriormente se incorporó Venezuela, que hoy se encuentra suspendida en todos los derechos y obligaciones inherentes a su condición de Estado Parte. El objetivo principal de MERCOSUR es propiciar un espacio común que genere oportunidades comerciales y de inversiones a través de la integración competitiva de las economías nacionales al mercado internacional.

Acuerdos preferenciales

Venezuela tiene acuerdos preferenciales con Colombia, Chile, Ecuador, Costa Rica, Honduras y Nicaragua, entre otros (SICE, 2021). 

A modo de conclusión, se puede afirmar que Venezuela es un país mono dependiente de sus exportaciones de combustibles fósiles, gestionadas, en su mayoría, por el sector público. Su apertura comercial, aunque es más notable que, por ejemplo, Cuba, se encuentra muy alejada de otros mercados muchos más asequibles de cara al inversor extranjero.

Print Friendly, PDF & Email